Que son las deformidades de los dedos del pie?

El pie es un aparato altamente mecánico, formado por muchos huesos y en coordinación con otras estructuras. El pie soporta todo el peso del cuerpo cuando estamos de pie y nos impulsa hacia adelante al caminar o correr. Varias deformidades comunes como los dedos en forma de garra, de martillo o mazo que a menudo causan dolor y una pérdida de función en el uso del pie. Estas condiciones sin tratamiento adecuado pueden contribuir al desarrollo de cambios serios e incapacidad en las maneras habituales de caminar y cargar el cuerpo.

Las formas de garra, de martillo y mazo son deformidades des de los dedos. Si bien estas son similares en apariencia, cada una posee características específicas. Las variaciones y grados de deformidad en las tres condiciones son causadas por diferencias en la dirección en que las articulaciones se doblan.

La deformidad de los dedos suele ser congénita, ocurriendo por ejemplo, en algunas personas con distrofia muscular. Las personas con arco alto, o quienes tienen la tendencia a girar sus pies hacia adentro mientras caminan, son susceptibles a deformidades de los dedos de los pies, como lo son aquellos con artritis reumatoide, osteoartritis y las personas con diabetes.

Una evaluación apropiada es el primer paso para entender las deformidades de los dedos y los problemas que presentan. El obtener una evaluación temprana de los trastornos de los dedos y los pies es siempre una buena elección, y puede significar una importante diferencia en el control de la condición.

Qué es el Dedo en martillo?

El dedo en martillo es causado por un desequilibrio muscular hereditario o longitud anormal del hueso. Puede ocurrir en los nińos que outgrow their shoes rapidly-En esta condición de uno o más dedos de los pies buckle cuando la articulación media se contrae. Esta condición hace que los tendones se acorten.

Un pie con un juanete a menudo tiene también un dedo en forma de martillo. Con el tiempo el juanete , se inclina hacia el dedo gordo y después bajo el segundo dedo, el más frecuente con dedo de martillo. Esto obliga al segundo dedo a levantarse en una posición como de garra.

Un dedo en martillo puede dar lugar a presión y a un dolor intenso. Como dedo en forma de garra crea un estrés adicional en la bola del pie, conduciendo a menudo a la formación de callos y callosidades.

Causas de dedo en martillo

La causa principal de la formación del dedo en forma de martillo, es usar zapatos apretados que amontonan los dedos, o el uso de tacón alto. También puede ser provocado por una lesión.

La causa de la condición es un endurecimiento de los ligamentos y tendones de los dedos del pie, provocando un pandeo en la articulación del dedo del pie. El resultado es un (cocking)rearmado del dedo hacia arriba, mientras que en un pie normal, los dedos de los pies se asientan planos. Los zapatos puede rosar en la parte superior del dedo en martillo causando eventualmente callosidades y callos dolorosos. Si la deformidad no se trata, el dedo del pie puede llegar (permanently fixed) y rígida.

Un dedo en martillo también se puede desarrollar a causa de:

  • Deformidad del pie al tiempo del nacimiento, causando tensión en los tendones que afectan los dedos.
  • Desalineación congénita de los huesos en el arco del pie afectado.
  • No sustituir a tiempo los zapatos de los nińos cuyos pies han crecido más allá de la medida del calzado.
  • El uso de tacones altos y otros zapatos restrictivos.
  • Inflamación de las articulaciones, como la causada por la artritis.
  • El dańo a los músculos y los nervios de los pies causados por una enfermedad crónica como la diabetes.
  • Los síntomas del dedo martillo.

Además del dolor y su apariencia de garra, los síntomas de un dedo en martillo son:

  • Los cambios en la marcha y el equilibrio.
  • Enrojecimiento e hinchazón en y alrededor del dedo afectado.
  • Los callos y callosidades en donde el dedo se dobla y rosa.
  • Infecciones pudieran desarrollarse.
  • Algunas veces se desarrollan ulcera en paciente con diabetes, cuya sensibilidad en los pies ha disminuido.
  • Pudiera ser difícil encontrar el tipo de zapato que se ajuste a la deformidad.

Tratamiento de dedo en martillo

El tratamiento para el dedo en martillo puede ser tan simple para el médico como cortar el callo que se ha desarrollado en el dedo para aliviar el dolor y la hinchazón. Si un juanete está presente, esa condición pudiera requerir un tratamiento específico. Otras recomendaciones podrían incluir:

  • Usar con regularidad una piedra pómez en los callos.
  • Usar zapatos o sandalias que den a los dedos el espacio necesario
  • Uso de protección sobre el dedo en martillo para prevenir la irritación
  • Usar zapatos especiales que se ajustan a la forma del pie y apoyan el dedo martillo, haciendo más cómodo el caminar
  • El uso de zapatos o plantillas que contribuyen a corregir los dedos martillo
  • El uso de almohadillas blandas en los callos o callosidades
  • Fortalecer los músculos de los dedos con el ejercicio de levantar canicas con ellos y realizar ejercicios de estiramiento